Archivo

Posts Tagged ‘introspección’

Un poco de introspección…

Con este post, unimos nuestras dos grandes pasiones: la psicología y la gestión de personas.

Hace unas semanas, nuestro amigo el psicólogo Amado Ramírez Villafáñez, que lleva toda una vida profesional ayudando a los demás a vencer problemas de ansiedad con el ya denominado por muchos “Amadismo”, nos comentó la frase que sirve como punto de partida de esta reflexión.

Qué soy, qué tengo, qué quiero

Es una reflexión importante para reubicar nuestro objetivo vital y ser más coherentes con nosotros mismos.

Son tres preguntas aparentemente sencillas, pero que engloban el objetivo de una organización y es en momentos como los actuales en los que debemos planteárnoslas y replanteárnoslas para hacer de esta crisis una oportunidad y salir reforzados dentro de nuestro sector.

Son muchas las empresas que presumen en sus modernas páginas corporativas de tener una visión, misión y valores bien definidos y entroncados con el Plan Estratégico empresarial pero, ¿realmente hacen referencia  a la misión con la que surgió la empresa?

Cuando hablamos de pymes, esta pregunta puede ser aún más difícil de responder…

¿Qué soy? El 90 % de los directivos tiene en mente la idea con la que comenzó su empresa, aquella por la que tanto tiempo y recursos ha dedicado; pero las organizaciones cambian, fruto de las circunstancias externas o de una evolución natural en la “vida” empresarial. En este sentido, es interesante cuestionarse: ¿Sigo siendo lo mismo? ¿El cambio ha sido significativo? ¿Se trata de un cambio positivo? En función de estas respuestas, podemos (y debemos) recalibrar la brújula o hacernos conscientes de que esa posible variación es interesante para nuestro negocio.

¿Qué tengo? Creo que ésta es la clave de la reflexión. A la hora de hacer inventario de los recursos de nuestra empresa, no podemos olvidar los tradicionalmente denominados Recursos Humanos. En tiempos de crisis, somos muy conscientes de nuestros activos, pasivos, deudas y oportunidades económicas pero, ¿Conocemos realmente a cuánto asciende el capital intelectual y humano de nuestro equipo?

Son infinitos los artículos, posts, libros que hablan de motivación de empleados, de participación en las organizaciones, de comunicación descendente, etc. que, en la mayoría de los casos, quedan en eso, un recurso material olvidado en una estantería.

Tal vez sea el momento de, realmente, conocer y evaluar el capital intelectual y el potencial humano que forman nuestros colaboradores.

Si somos coherentes con nosotros mismos, esta pregunta hay que hacérsela antes de contratar al primer colaborador. ¿Buscamos realmente personas que se impliquen en la organización, que sean proactivos, que tengan inquietudes? Si esa selección de personal ha sido fiel a esta idea, y contamos con esas competencias entre los miembros de nuestro equipo, es el momento de dar la oportunidad de  hacer florecer esas inquietudes, ideas y aportaciones que se mantienen dormidas.

Una vez hecha esta reflexión con nuestro equipo, nos será mucho más fácil plantearnos la última cuestión, ¿Qué quiero? ; redefinir nuestro objetivo, volver a dibujar nuestra misión y visión y alinear todos los recursos y medios humanos y técnicos hacia esa dirección.

Tal como apuntan esos numerosos libros de motivación, conseguiremos un doble resultado: mejores resultados económicos, y un aumento de la sensación de pertenencia de nuestro equipo, lo que nos hará más fuertes frente a las dificultades externas.

Merece la pena intentarlo, ¿no?.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: