Archivo

Archive for the ‘Personas’ Category

Programa CREA y REINNOVATE 2017

plan-empleo-ayuntamiento-valladolidTras resultar seleccionados en una licitación convocada por el Ayuntamiento de Valladolid, Excellence Innova S.L. y ZyA Consultores van a desarrollar el Lote 1 del Programa Crea y Reinnovate 2016-2017 consistente en acciones de formación empresarial destinadas preferentemente a personas con un proyecto empresarial en desarrollo.

La licitación consta de acciones horizontales y especializadas cuyo objetivo es conseguir que los emprendedores adquieran los conocimientos imprescindibles para poner en marcha su proyecto en las mejores condiciones e incrementando las posibilidades de éxito de los mismos. Se trata de cursos y talleres presenciales, eminentemente prácticos y adaptados a las necesidades de los participantes.

Tras la imprescindible coordinación con los técnicos de la Agencia de Innovación y Desarrollo Empresarial del Ayuntamiento de Valladolid, se ha diseñado una oferta formativa completa para el primer semestre de 2017, que se ampliará más adelante, al disponer de más horas en el Lote 1.

La formación tendrá lugar en las instalaciones de la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Valladolid en la calle Vega Sicilia, 2. El horario de las acciones formativas será de mañana o tarde, según se determine.

En este primer semestre el programa constará de las siguientes acciones:

  • TRAINING CREA I PARA EMPREDEDORES (30 h.). Inicio previsto el 20 de enero de 2017.
  • ESTRATEGIA PARA EMPRENDEDORES (15 h.). Inicio previsto el 13 de marzo de 2017.
  • LAS CUENTAS CLARAS: GESTIÓN ECONOMICA DEL PROYECTO DE EMPRENDIMIENTO (15 h.). Inicio previsto el 27 de marzo de 2017.
  • NOCIONES BÁSICAS DE FISCALIDAD Y ASPECTOS LABORALES PARA EMPRENDEDORES (15 h.). Inicio previsto el 17 de abril de 2017.
  • TRAINING CREA II PARA EMPREDEDORES (30 h.). Inicio previsto el 26 de abril de 2017.
  • CURSO DE COMUNICACIÓN, MARKETING Y VENTAS PARA EMPRENDEDORES (15 h.). Inicio previsto el 22 de mayo de 2017.

La realización de algunas de estas acciones formativas permitirá el acceso a las Becas Emprendedoras que próximamente va a convocar el Ayuntamiento de Valladolid.

Próximamente se iniciará la difusión de estas acciones por parte de la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Valladolid.

Ls inscripciones podrán realizarse por diversos medios presenciales y online.

La ¿magia? del Coaching

preguntas

Este post quizá no tiene nada de novedoso y hayáis leído muchos en los que se detallan las maravillosas ventajas del Coaching, la tremenda capacidad que tiene algún profesional para convertir vuestra vida en un camino de éxitos y felicidad y el poder renovador y transformador que tiene esta disciplina.

Pues bien, no pretendo quitar la razón a nadie; doy por hecho que cada uno actúa de acuerdo a sus principios y defiende aquello en lo que cree. Es más, me subo a este tren que pretende clarificar un poco más esta disciplina.

En un proceso de coaching hay varios aspectos que no pueden faltar para convertirlo en aquello que es:

Un coach, por pura definición. Un coach que ha de cumplir una serie de requisitos: contar con una formacion sólida y fiable muy alineada con unos estándares de ética que mantengan el buen nombre de la profesión y, siempre es recomendable, vivencias y experiencia.

Un coachee, o lo que es lo mismo, un cliente (Importante distinción: cliente, no paciente)

Por último, y no menos importante, no puede haber proceso sin RESPONSABILIDAD. Es en esto que me quiero detener.

Basta jugar con las letras para comprobar lo implícito en la palabra: “RESPON” y “ABILIDAD”; Es decir: Habilidad para responder.

Porque por muy buen profesional que tengas delante, si depositas toda la carga y la “responsabilidad” en el coach, casi a ciencia cierta te diré que no será un proceso exitoso. La responsabilidad del cambio, de la toma de decisiones, de la respuesta a preguntas y de la acción es, ni más ni menos, que TUYA.

Si se parte de una situación de salida “A” y queremos conseguir una situación “B”, has de creerte con la capacidad de emprender ese cambio, porque ese motor está en ti. Tú eres quien tienes las herramientas, los conocimientos y la oportunidad.

Claro que, visto así, cobrar por sesiones en las que le explicas al cliente que la responsabilidad es suya, que es él quien ha de dar los pasos y de quien depende de el éxito….Es dar información parcial…y poco atractiva.

El coach te acompañará en todo el proceso, mostrándote todas las herramientas que tienes a tu alrededor y la capacidad de dar esos pasos necesarios y asumir esos compromisos que te acercarán de manera notable a la meta.

Creo que la herramienta más potente son las llamadas “Preguntas Poderosas”; Se trata de aquellas que suponen un aprendizaje para el cliente, muchas veces son incluso la palanca de cambio necesarias para dar comienzo a esa inercia de movimiento. Abren nuevas alternativas, no exploradas hasta el momento y tienen, en el 98% de las ocasiones, el mismo efecto en el cliente: Generan silencio y reflexión (y normalmente cara de sorpresa con un toque de alegría y alivio).

Parece a priori sencillo el tener acceso a estas preguntas; dependerá del resto de ingredientes de esta receta planteada que es el proceso de Coaching, así que mi consejo (si me lo permitís) Es que le deis la oportunidad al Coach, al proceso y, sobre todo, que os deis la oportunidad de recorrer esos caminos nuevos que os conduzcan a vuestros objetivos porque siempre existirá algún aprendizaje que os resulte útil y os abrirá seguro, una nueva visión de la situación.

Un abrazo,

Helena

¿Retiene su empresa el talento?

abandonarAunque más lento de lo que nos gustaría, el mercado laboral se mueve. Muchos trabajadores ya se empiezan a plantear sustituir unos puestos a los que se agarraron para capear la tormenta, con una estabilidad relativa aunque mal retribuida, por oportunidades más acordes con sus competencias y expectativas. Como es habitual, muchas organizaciones no son conscientes de ello y siguen sin hacer cambios para frenar este proceso.
Cuando uno repasa lo que sucede en empresas que conoce de primera mano, se da cuenta de lo poco que hemos aprendido de la crisis y de que, por lo general, las pequeñas y medianas organizaciones (incluso muchas de las grandes) no cuentan con estrategias claras para retener y captar talento.
Malo es que no las tengan para captar nuevo talento, aunque es un error que pagarán más adelante, pero la ausencia de políticas y estrategias de retención del talento del que disponen va a producir el abandono físico o mental de sus mejores trabajadores, a poco que mejore el mercado de trabajo.
Hace poco hablaba con una persona que trabaja en una empresa de casi 300 trabajadores, con facturación y beneficios crecientes y en la que desempeña funciones vitales en el área económico-financiera. Es un titulado superior con experiencia, con formación de postgrado especializada y adaptada a su trabajo, pero su salario no alcanza los 23.000 € brutos anuales, trabajando 40 horas semanales a jornada partida. Esta persona ya está buscando alternativas que le ofrezcan mayor salario o una mejora de horario, si no consigue ambas cosas en un mismo puesto.
Si hiciéramos una encuesta entre empresarios y directivos de empresas pequeñas y medianas y preguntásemos si cuentan con políticas de retención de talento, seguramente contestarían que eso únicamente pueden hacerlo las empresas multinacionales, con amplios departamentos de RR.HH., pero que en las pequeñas no es posible o es muy dificultoso.
Quizá si usáramos un lenguaje más coloquial y sustituyéramos esa pregunta por “¿Ha preguntado alguna vez a sus trabajadores qué es lo que les retiene en su empresa y qué es lo que les gustaría que cambiara?” no tendrían más remedio que reflexionar y dejar de echar balones fuera.
Con total seguridad, si se hiciera esa pregunta a los trabajadores habría respuestas difícilmente asumibles para la segunda parte de la misma, porque muchos todavía creen en los Reyes Magos o Papá Noel. Sin embargo las respuestas a la primera parte permitirían sacar conclusiones muy útiles.
Por lo general, una persona no se marcha de una organización, sino que es esa organización la que le empuja a marcharse. Salvo en los primeros puestos de trabajo, donde aprendemos y no somos demasiado exigentes, a medida que maduramos queremos que la organización a la que dedicamos la mayor parte de nuestro tiempo, responda positivamente a nuestras expectativas.
Los trabajadores quieren transparencia, saber hacia dónde va la empresa, que sus superiores les escuchen y que sus opiniones cuenten, que la organización tenga políticas claras y conocidas, quieren salarios ajustados al mercado y a su aportación y esfuerzo y quieren poder conciliar su trabajo con sus familias y con otras actividades enriquecedoras. A pesar de lo que alguno pueda pensar, las políticas de retribución variable, si están bien diseñadas y son objetivas y transparentes, son aceptadas mayoritariamente por los trabajadores.
Aunque al final todo se reduce a números y costes, la retención del talento no se logra únicamente con mejores salarios. Si fuera así, las empresas que mejor pagan serían las más deseadas y eso no es así.
Existen alternativas como la flexibilidad de horarios, las retribuciones emocionales, la creatividad o el cambio de formas de trabajo que, a disposición de cualquier organización interesada, facilitan que sus trabajadores estén orgullosos de su empresa y quieran permanecer en ella.
¿Se ha planteado su organización alguna vez cuál es el motivo por el que sus trabajadores se quedan o se van?
¿Realizan de forma programada entrevistas de salida a aquellos trabajadores que abandonan la empresa sin ser despedidos, para averiguar las causas?
¿Realizan periódicamente evaluaciones de clima laboral en su organización?
Si su respuesta  a todas estas preguntas es negativa, su organización tiene un problema muy grave.

Bartolomé Zuzama. Octubre de 2016.

Coaching Integral

hombre caminando espaldasSeguro que más de uno de vosotros ha visto en redes sociales los tan típicos acertijos que implican poner en marcha todos nuestros recursos y algo de inteligencia lateral. Cuántas veces ha ocurrido que tenemos la certeza de que sabemos la respuesta, de que somos capaces de llegar a la solución, pero no sabemos cómo o hacia dónde mirar concretamente para lograrlo.

Basta un comentario de alguien a nuestro lado para dirigir nuestra atención o para que valoremos otras posibilidades y lleguemos a la respuesta correcta…

…Creo que esta podría ser una más de las cientos de definiciones que pueda haber de Coaching.

En cada una de ellas hay mucha verdad; sin embargo el Coaching hay que vivirlo, porque para cada persona supone algo diferente.

Se trata de una disciplina relativamente joven y en la que, por desgracia, hay mucho intrusismo que resta seriedad y validez al proceso y a los profesionales que nos dedicamos a ello. Somos nosotros precisamente, los que tenemos la responsabilidad de “limpiar” la profesión para que cualquier persona que esté interesada en realizar un proceso de Coaching, lo haga con la certeza y confianza de que estará acompañado por un profesional excelentemente formado.

A pesar de la juventud, cuenta con una base teórica extensa que bebe fundamentalmente (aunque no únicamente) de diferentes escuelas y corrientes psicológicas; el proceso está estructurado para garantizar el éxito del mismo y existe un soporte ético que asegura los derechos del coach, del cliente o coachee y de la profesión.

Pero no quiero entrar en este post en bases teóricas; me gustaría transmitirte qué es Coaching y para qué puede serte útil en algún momento del camino y quiero hacerlo directamente hacia ti.

Como Coach, parto de la base de que eres una persona que tiene todos lo recursos en su interior, que eres el actor, productor y director de la película que es tu vida y que puedes lograr la mejor versión de ti mismo o el desarrollo que desees.

Querido coachee:

Puede que acudas a mí por curiosidad, por la recomendación de algún conocido o porque hay algún aspecto en tu vida o en tu trabajo que quieres modificar o cambiar; en cualquiera de los casos: Bienvenido y Gracias!

 Te acompañaré en este camino que quieres recorrer, el mérito es tuyo, los medios para avanzar son los tuyos y serás tú quien llegue a la meta que tú hayas decidido y definido al comienzo del proceso.

Mi papel será el de acompañarte a lo largo de la travesía, siguiendo siempre tu ritmo: ni más rápido ni más lento; con los atajos o vueltas que quieras dar en el trayecto. Me encargaré de ir iluminando algún recodo del camino que sea necesario para avanzar, como hacen los sherpas en alta montaña, siempre en un discreto segundo plano.

 No importa cuál es exactamente tu meta, importa conocer de dónde partes; seguro que ésta ubicación te ayudará a determinar cuál es la dirección.

 Puedes confiar plenamente en mí; en la formación que he recibido que me permite abarcar todas las dimensiones del ser humano, sean más superficiales o más profundas.

 Recuerda que no se trata de terapia clínica, puesto que partimos de la salud hacia la mejora, no de la patología.

 No te diré que has de hacer (se lo dejo a las mamás y a los consultores o mentores)

 Llegados a este punto, sólo me queda decir que para lograrlo basta desearlo y comenzar el camino que te lleve a ese lugar maravilloso que es la mejor versión de ti mismo.

 Entonces, ¿Te acompaño?

La gente no deja el trabajo, deja a sus jefes

El otro día, una amiga y compañera de trabajo, me mandó un enlace a esta reflexión que hace Juan Luis Polo Hernanz en Linkedin y no puedo estar más que de acuerdo con él.

Sus argumentos se acercan a lo que he podido sufrir en carnes propias o ajenas sobre este tema, perfectamente definidos y estructurados.

Recomiendo vivamente su lectura tanto a los jefes, para aprender, como a los trabajadores, para que sepan qué pueden esperar.

Podéis acceder al post desde aquí.

Buena semana a todos y todas.

Categorías:Personas, Uncategorized

Presentar con P

Presentar con P

Un nuevo seminario del Proyecto CREA con Base tecnológica, nuevos proyectos, nuevas caras, alguna repetida y la misma sensación.

Hablar en público nos sigue generando cierta preocupación. Acudimos a seminarios, buscamos información sobre nuevas tendencias, herramientas, técnicas que nos ayuden a mejorar esas presentaciones que en uno u otro momento tenemos que hacer y que consigan que sean un éxito que los asistentes tarden en olvidar.

Desde nuestro punto de vista, son muchos los factores que, conjugados de una determinada manera, hacen más efectiva una presentación en público.

Desde hace algún tiempo y alimentado por las nuevas tendencias y herramientas 2.0, se ha iniciado una batalla contra herramientas clásicas como el Power Point. Creemos que no es la herramienta la que falla, sino el uso (abusivo o inadecuado) que se hace de ella.

Más importante que la herramienta que utilicemos como soporte, hemos de tener en cuenta un esquema que todos conocemos: El de la comunicación.

          

Cuando hablamos de presentaciones, a nadie se le escapa que en realidad estamos hablando de un tipo concreto de comunicación, realizado en un determinado canal, con un receptor particular y específico al que hemos de transmitirle un mensaje de forma adecuada.

Es decir, volvamos a los orígenes, a la comunicación interpersonal, a comunicar con Inteligencia Emocional, de persona a persona; tratando de averiguar cuáles son las necesidades y expectativas de ese receptor y, de este modo, satisfacerlas.

Es necesario por tanto que su “Cerebro emocional” decida que somos de confianza y para ello, hemos de dedicar un tiempo a crear un rapport positivo en la relación. Si logramos sobrepasar esta barrera de la decisión por parte del receptor, la conexión estará creada y se nos permitirá incluso cometer algún error.

Evidentemente, el mejor aliado para vencer esa ansiedad inicial o permanente es la Preparación; Aunque se conozca o domine el tema elegido, es recomendable “Ensayar la improvisación”, no dejando margen a sorpresas no deseadas.

Si, una vez valorados estos aspectos, por la temática de tu exposición, deseas utilizar herramientas innovadoras:¡ adelante! Pero no olvides que son un medio no el fin en sí mismo.

Por ello, la base del seminario ha sido la siguiente: Presentar con P, con tres P:

Pasión: En cada cosa que hagas, en cada palabra que digas. Transmitir al público que no hay otro sitio donde te gustaría estar.

Preparación: Incluso los speakers con más experiencia, repasan contenido y mensaje antes de realizar una presentación. Interviene directamente en el descenso de la sensación percibida de ansiedad.

Personas: Como base de la comunicación. Míralas, escúchalas, conecta con ellas. Te darán la clave del éxito de tus presentaciones.

Helena Zuzama Alvarez.

Reencontrar nuestro norte

El post de esta semana viene motivado por uno de los mayores placeres que tengo: la lectura de aeropuerto; en este caso de “La Brújula Interior” de Alex Rovira.

Una vez más, me encuentro con lo siguiente, brillantes reflexiones sobre la existencia vacía que llevan algunas personas en muchas ocasiones sin importar el puesto de trabajo.

Vamos tomando decisiones (o dejando que otros las tomen por nosotros), sin pararnos a pensar, manteniéndonos y dejándonos llevar por unos raíles que nos conducen directamente a una acompasada y cómo da rutina cuyo color predominante es el gris más absoluto.

¿Hasta cuando? Por desgracia, en muchos casos no logramos percibir que “descarrilar” voluntariamente puede conducirnos a la libertad.

Algunas veces es el cuerpo el que nos pone sobre aviso de que hemos de modificar alguna de las variables que están en juego, si no queremos pagar un alto precio.

En otras ocasiones, sin embargo, surgen pequeñas “piedras” en estas vías: oportunidades de parar. Fruto de un importante nivel de autoconocimiento e introspección, o fruto de las circunstancias actuales como la crisis en la que estamos inmersos.

¿Por qué nos cuesta tanto ver estos momentos de crisis como una oportunidad? Oportunidad de realinear nuestros valores, vocaciones y metas y reajustar la dirección a seguir y nuestro propósito vital.

Afortunadamente, existe literatura, personas a nuestro alrededor que nos hacen reflexionar y ponen a nuestro alcance esta oportunidad.

Un buen amigo se encuentra en medio de esa fase de “descarrilamiento” y ascensión progresiva hacia su centro vital, superando una serie de tareas-etapas que le están ayudando a encontrarse mejor consigo mismo y a alinear sus propios puntos cardinales.

La situación ahí fuera es complicada, pero lleva siendo complicada cuatro años y supongo que seguirá siéndolo un tiempo más aún.

Sin embargo, en este tiempo, ha habido y hay personas que, sin encontrarse en una mejor situación económica o laboral, han reorientado sus carreras.

Siempre tenemos alternativa, posibilidad de realizar pequeños o grandes cambios.

¿Queremos seguir el rítmico y cómodo compás de los raíles o queremos y estamos dispuestos a crear nuestra propia línea férrea?

¡TU DECIDES!

Helena Zuzama Alvarez

Categorías:Personas Etiquetas: , , ,
A %d blogueros les gusta esto: