Archivo

Posts Tagged ‘emprender’

Colaboración en proyecto Crea con Base Tecnológica

El viernes 24 de febrero finalizaba el área de formación presencial prevista en esta primera fase del Proyecto Crea con Base Tecnológica, que ha contado con un total de 36 horas lectivas distribuidas en un total del 12 módulos, impartidos por docentes de gran experiencia en cada una de las materias.

Posteriormente, el 12 de marzo los participantes presentaron a sus Tutores el documento que resume el análisis de su idea empresarial, de su modelo de negocio y de su mercado.

En base a este análisis, el 15 de marzo los participantes expusieron sus proyectos ante una comisión formada por representantes del Ministerio de Industria, del Ayuntamiento de Valladolid y del Parque Científico de la Universidad de Valladolid, acompañados por sus Tutores y por el Coordinador de la fase. Esta exposición es una herramienta más para acostumbrar a los promotores a la “venta” de su proyecto.

Antes de finalizar esta fase, se ofrecerá a los participantes una serie de seminarios prácticos, que complementarán la formación recibida y que se coordinarán con la formación incluida en la Fase II, que ya está prácticamente en marcha.

Como resumen de la primera fase, queremos destacar el entusiasmo y la dedicación demostrada por los participantes y el alto nivel de los proyectos desarrollados, lo que confirma la utilidad y pertinencia de este sistema de apoyo a la creación de empresas innovadoras o de base tecnológica.

Esta fase ha sido coordinada por el equipo de ZyA Consultores, responsable del diseño de la formación, de la búsqueda de los docentes y tutores de los proyectos así como del apoyo e información a los participantes.

Concurso proyectos en IE University


Lamentablemente no pudo ser, la tortilla de patatas precocinada con técnicas de altas presiones hidrostáticas superó la propuesta de Buscoaula.com, según decisión del Jurado.

Tras la exposición de nuestro proyecto en la IE University de Segovia, ante un jurado formado por un socio de Blusens, representantes de asociaciones empresariales y de la Fundación Universidades de Castilla y León así como por docentes de la IE University y después de la correspondiente deliberación, el jurado concedió el premio a la propuesta de una empresa alimentaria, denominada HPP, en el entorno de los platos preparados con un alto componente innovador, no disponible en el mercado y que consiste en una tortilla de patatas tratada con altas presiones hidrostáticas, una técnica que mantiene durante tres meses las características organolépticas (sabor, tacto, consistencia) del alimento.

Estamos muy satisfechos de haber llegado hasta aquí y creemos que nuestro proyecto tiene futuro, con una inversión muy razonable, por lo que vamos a seguir adelante con ello.

Queremos agradecer desde aquí el apoyo prestado por nuestra tutora Margarita García de la Calle y por las docentes Cristina Cruz y Rachida Justo. También queremos agradecer a la Fundación de Universidades de Castilla y León la oportunidad que nos ha dado para poder participar en este proyecto.

Esperamos vuestros comentarios.

Proyecto CplusC en Valladolid

Esta semana, con la entrega de la memoria final al Instituto Municipal de Empleo del Ayuntamiento de Valladolid, finaliza el Proyecto CplusC que desde ZyA Consultores hemos coordinado tras la oportuna licitación pública.

El contrato tenía por  objeto la  programación, desarrollo y ejecución de las acciones para la consolidación de empresas creadas y aceleración de proyectos en curso que permitieran mejorar los resultados de las empresas creadas, consolidando su presencia en el mercado y apoyar la creación de nuevas empresas a partir de los proyectos en curso que sean considerados viables.

Los destinatarios del Proyecto eran inicialmente los participantes en el Proyecto Crea con Base Tecnológica (Ediciones 2008 y 2009),  que habían puesto en marcha sus proyectos o estaban a punto de hacerlo. Tras diversas acciones de información y captación realizadas desde el Instituto Municipal de Empleo del Ayuntamiento de Valladolid y desde ZyA Consultores, se decidió ofrecer también las actuaciones  de CplusC a los participantes del Proyecto CREA 2009.

El proyecto se inició con 11 proyectos (9 del Crea con Base Tecnológica y 2 del Crea 2009), de los que 6 eran empresas en funcionamiento (2 de ellas spin off de la Universidad de Valladolid). Han finalizado el proyecto 7 proyectos, de los que 3 son empresas y el resto proyectos que se prevé que inicien su actividad en un corto espacio de tiempo.

Las actividades del proyecto han sido el asesoramiento personalizado a demanda y la formación grupal en temas innovadores. A lo largo del proyecto se han realizado 40,5 horas de asesoramiento individual y 7 actividades formativas (34 horas de formación), a las que han acudido un total de 109 personas.

Las conclusiones del proyecto son bastante agridulces ya que nuestra impresión es que, salvo casos concretos, los participantes no han aprovechado los recursos puestos a su disposición, que son costosos y financiamos entre todos los ciudadanos.

Como corolario podemos extraer que hay que seleccionar muy bien a los participantes en proyectos de este tipo o similares y que cuando a un emprendedor o emprendedora hay que darle más de un empujón, seguramente no reúne las competencias necesarias para lanzarse al mundo empresarial y por tanto hay que optar por otros sistemas de apoyo.

Para finalizar, simplemente agradecer al Instituto Municipal de Empleo su confianza en nosotros y esperar que sigamos colaborando en estos u otros temas.

¿La formación de emprendedores se aprovecha?

Leyendo hoy el dossier de prensa que tan amablemente nos hace llegar la Confederación Vallisoletana de Empresarios, a través de su red social para empresarios Visnes, nos ha llamado la atención un artículo de El Norte de Castilla que comenta un estudio elaborado por Ocio Network y dirigido por Alejandro Suárez, autor del libro ‘Ha llegado la hora de  montar tu empresa’, denominado Estudio de hábitos emprendedores.

Según dicho artículo al 61,8% de los castellanos y leoneses les gustaría montar su propia empresa en los próximos años, pero solo el 23,7% sabría cómo hacerlo sin ayuda externa. Además, el 42% no sabe que existe una opción de pago único por la prestación de desempleo que facilita el emprender un negocio.

El estudio revela que revela que el 51,9% de la población estaría dispuesto a crear su propia empresa si se encontrase en paro y que solo el 15,3% de los entrevistados considera que la Administración fomenta la creación de empresas.

EI 87% de los encuestados creen que habría que modificar las normativas actuales en España para facilitar la creación de empresas, una opinión en consonancia con la media de los entrevistados en el resto de España. Asimismo, el 78,6% de los castellanos y leoneses manifiesta que habría que proteger más a las personas e instituciones que invierten en nuestro país con el fin de fomentar iniciativas emprendedoras.

En relación a las trabas administrativas, el 82,4%, cree que habría que agilizar los procesos de tramitación para abrir una empresa nueva en España. En esta misma línea, el 81,7% de los encuestados en Castilla y León afirman que no se ofrece suficiente información desde las instituciones para promover el autoempleo entre la población.

Finalmente, el 89,3% de los entrevistados en la región concluyen que ha llegado el momento de favorecer la creación de empresas en nuestro país, una opinión que comparten el 88% de los encuestados en toda España.

Nuestra opinión sobre dicho estudio es que se trata de uno de más de los miles que se hacen periódicamente, que seguramente está financiado por alguna institución pública y que consideramos que no llega al meollo del problema, limitándose a lo obvio y manido.

Es cierto que las Administraciones pertinentes deberían tener en cuenta alguna de las conclusiones para mejorar, pero sacar a relucir ahora que la población no tiene información, que las trabas son elevadísimas y que hay que favorecer la creación de empresas nos parece a estas alturas de la comedia un brindis al sol.

El artículo nos sirve sin embargo, de argumento para exponer nuestra experiencia, que creemos que puede servir para mostrar la realidad del apoyo a las personas que desean crear una empresa.

Desde el año 2005 dirigimos y coordinamos programas de formación y apoyo a emprendedores, financiados por diversas administraciones. Además desde 2007 formamos parte del grupo de consultores de la Fundación Incyde del Consejo Superior de Cámaras de Comercio, habiendo participado en más de 45 programas de apoyo a la creación y consolidación de empresas.

Nuestra experiencia en este ámbito nos dice que por lo general y salvando algunos casos,  los destinatarios de esos programas; que son caros y que pagamos todos los ciudadanos; no aprovechan como deberían las oportunidades que se les ofrecen, teniendo que estar detrás de ellos para completar las actuaciones previstas y para que elaboren la documentación prevista desde el inicio y con la que se comprometieron.

Amalio Rey, en su post “Formando a emprendedores innovadores” y hablando del proyecto formativo que están llevando a cabo en Granada (Máster Executive para Emprendedores Tecnológicos e Innovadores, promovido por la agencia de desarrollo local Promálaga con la escuela de negocios Esesa y Emotools), detalla algunos principios que debería cumplir un programa de formación de emprendedores, a saber:

  • La selección de participantes es crítica
  • Aprender-haciendo significa trabajar sobre los propios proyectos y no sobre ideas ficticias. Todo lo que se enseñe debería poder aplicarse a los propios proyectos.
  • Dedicar más tiempo al desarrollo de habilidades, competencias y herramientas y menos a la adquisición de “conocimientos” y contenidos que se pueden encontrar con facilidad en Internet
  • Primar la diversidad de perfiles y proyectos para favorecer la colaboración y la innovación multidisciplinar. Mientras más complementarios sean, más hibridación. Mientras menos se solapen y disputen los mismos mercados, más sinergias y menos resistencias a colaborar.
  • Los tutores de los proyectos tienen que ser también emprendedores.
  • Priorizar una transmisión acelerada de experiencia por parte de emprendedores ya rodados, por eso de que una buena formación es la forma más barata de comprar experiencia.

Lo primero es que estos principios son válidos para la formación de cualquier tipo de emprendedores (sean tecnológicos o no) ya que si no son innovadores difícilmente podrán sobrevivir en el mundo actual.

Además, a estos criterios se les debería unir la realización de una adecuada selección basada en los siguientes criterios:

  1. Talento: vocación, aptitud y cualidades para desarrollar un proyecto empresarial
  2. Convicción de emprender: estar decididos a crear su empresa en el plazo máximo de un año, o que la hayan creado recientemente
  3. Disponibilidad para implicarse e invertir el tiempo de dedicación exigido por el programa
  4. Proyecto: presentar un proyecto o “idea de negocio” de carácter innovador que sirva de base para la creación de la futura empresa.

Estos criterios, con los que coincidimos plenamente y que aplicamos cuando podemos y nos dejan (lamentablemente muchas veces hay que trabajar con grupos ya formados y con los que no has tenido oportunidad de influir en la selección), facilitarían un mejor aprovechamiento de los recursos puestos a disposición de los potenciales emprendedores.

En resumen, seguramente haya personas en Castilla y León o en España que no tienen información sobre cómo crear una empresa, pero en un entorno como el actual en el que la información es incluso excesiva, dudo que a esas personas el adjetivo que mas les cuadre sea el de “emprendedores”.

Anatomía del emprendedor/a


Continuando con un post anterior y ya más metidos en materia, queremos dar un paso más y tratar de dar respuesta a las preguntas planteadas a través de una radiografía a estos curiosos seres que parecen estar en peligro de extinción.

Cuando nace un bebé, apreciamos que es un niño o una niña pero, ¿hay algún rasgo que determine que esa personita va a pasar media vida luchando por su negocio, por el que apostará tanto?…

Puesto que realizar un estudio de este tipo nos llevaría años, vamos a centrarnos en la experiencia que hemos tenido con emprendedores. Dada la importancia que han adquirido las competencias en la gestión empresarial y en los procesos de selección, nos apoyaremos en este concepto para desarrollar el perfil que nos ocupa.

En primer lugar, creo que podríamos situar la visión espacial; el emprendedor tiene claro en su cabeza el negocio a desarrollar, es capaz de verlo con absoluta nitidez a pesar de las dificultades se surjan a corto o medio plazo.

La elevada valentía (en algunos casos también denominada instinto suicida) es otra de las características que consideramos definen a este tipo de personas: actúan como por impulso centrados en ese objetivo que es su empresa, sin importar las opiniones externas, la comodidad del trabajo para otros.

Otra característica muy relacionada con la anterior es la necesidad de logro que poseen estas personas. No se conforman con lo básico y necesitan más, necesitan realización profesional que encuentran en el desarrollo de su propio negocio.

La hiperactividad o inquietud ayuda a reconocerlos por la calle; al emprendedor se le ve venir de lejos puesto que continuamente está tratando de mejorar lo que está a su alrededor y de poner en marcha proyectos que afectan a diferentes áreas de su vida (no confundir con la fase maníaca de un trastorno bipolar).

Por último, creemos que la característica definitiva que nos ayuda a saber si la persona con la que subimos en el ascensor es un emprendedor es el tesón. La importantísima motivación con la que cuentan les impulsa a continuar, a buscar salidas y soluciones en lugar de quedarse estancados en las excusas y luchar por el proyecto personal.

Esta radiografía de competencias comunes, respalda la existencia de grandes emprendedores que, a pesar de la falta de formación, han puesto en marcha excelentes empresas.

Podríamos seguir citando características y competencias atribuibles a los emprendedores,  pero ¿ éstas características  definen únicamente a este colectivo? Si eso no es así, ¿cuál es el resorte  o desencadenante que convierte a un trabajador, con competencias definidas, en una persona que sacrifica en mayor o menor medida su ocio y tiempo por su negocio?

Esta es una de las líneas en las que las empresas deberían insistir, para conseguir intraemprendedores que desarrollen proyectos por y para la empresa, pero con el interés y motivación de proyectos propios. Pero esto será objeto de otro post.

La Consultoría Artesana y el Taller “Todo por la Pasta”

Del jueves al sábado pasado he estado en Bilbao participando en el Taller Todo por la pasta, organizado por la Red de Consultoría Artesana (Redca), red multidisciplinar de consultores  que con un ideario consensuado, pretenden mejorar  su servicio a los clientes y afrontar la consultoría desde una perspectiva vital que busca la felicidad y el trabajo bien hecho. Este trabajo bien hecho es denominado “artesano”.

Tuve noticias de esta red hace algunos meses tras entrar en contacto con Amalio Rey, e ir consolidando una amistad que ha facilitado nuestra colaboración en diferentes actividades, tanto en la Universidad Europea Miguel de Cervantes, como para ZyA Consultores.

Cuando me enteré del Taller que proponía Redca me inscribí en el mismo y solicité poder participar  no sólo en la fase “abierta”, sino también en la fase de socios de Redca. Para conseguir que me facilitasen el acceso, apliqué las mismas tácticas que el Presidente Rodríguez Zapatero aplicó para  participar en el G20, conseguir que un  miembro del grupo me avalara. Mi “Sarkozy” fue Amalio, al que agradezco un montón su mediación pues me ha permitido acceder a una agrupación de talento de enorme interés.

En representación de Redca actuó Julen Iturbe, que creo que todavía está alucinando del “marciano” que aterrizó el viernes en Eutokia, pero que me recibió (al igual que el resto de los participantes) como uno más y me hizo sentir que ya formaba parte de la red.

Una vez facilitado el acceso y tras el oportuno estudio y memorización de la “Declaración de Consultoría Artesana” y del material que los participantes habían preparado como material de consulta para el evento, me dispuse a hacer mi presentación a Redca el jueves a las 10 en Eutokia.  Dicha presentación personal fue un poco epatante debido a lo peculiar de mi perfil profesional, pero a partir de ahí me he sentido uno más y he compartido actividades y ratos de ocio, disfrutando y aprendiendo un montón de todos ellos y ellas.

Mi posición sobre la Consultoría Artesana es de amplio acuerdo con los principios que comparten, pero con algunas matizaciones en lo que se refiere a la aplicación de los mismos. Creo que el tipo de cliente y el entorno de trabajo en el que el consultor  o consultora deben realizar su trabajo, hacen que la aplicación de esos principios no deba ser rígida sino flexible y adaptable, para conseguir que los procesos y los resultados sean mejores que los de la consultoría tradicional, industrializada e impersonal. De todo me quedo con la idea de que al final trabajamos con personas, sea cual sea la organización que representen y que contrata nuestro servicios.

El Taller, tanto en su fase abierta como cerrada, ha cumplido todas las expectativas que me había creado sobre el mismo. En un tiempo y lugar determinados se ha reunido tanta diversidad,  talento, competencias, ilusión y ganas de mejorar, que deberíamos considerar una obligación prioritaria el aprovecharlos para cambiar sistemas obsoletos que no aportan valor para la sociedad.

La organización ha sido impecable, tanto en los aspectos logísticos como de relación. El lugar elegido para el encuentro, Eutokia , ha facilitado tanto las relaciones como el trabajo. Pero la labor no se ha terminado, puesto que al acabar el Taller  ya estaba en funcionamiento una wiki con información  y documentos de valoración del mismo, que nos serán de gran utilidad en el futuro.

Como resumen quiero comentar las dos sensaciones que me suelen invadir al acudir a actividades interesantes como esta. La primera es la de esperanza, al ver que es posible hacer las cosas de una manera diferente (y notablemente mejor) a lo que estoy habituado a ver en mi entorno.

La segunda es menos alegre y la podríamos definir como de “cabreo” o envidia (no muy sana) por las formas de colaborar, trabajar o plantearse la vida  en otros lugares que, sin dejar de tener enormes problemas a resolver, permiten lugares como Eutokia y realidades como la Red de Consultoría Artesana y el Taller.

Creo que en Castilla y León sería muy difícil que iniciativas como esas tuvieran éxito… o a lo mejor (eso espero) es que soy un poco pesimista. Por mi parte voy a seguir insistiendo a los miembros de la Red para que hagan próximamente una actividad en Castilla y León (en Salamanca sería perfecto).

No quiero finalizar este post  sin agradecer a todos los participantes de Redca en el Taller su acogida y buen hacer, tanto a Julen como a Asier, Aitor, David, Naiara, Javier, Ricardo, José Miguel, María Jesús y Amalio. Muchas gracias a todos y todas, sois unos cracks y espero poder compartir con vosotros más actividades.

¿El emprendedor nace o se hace?

Con este post, queremos comenzar una nueva serie de artículos centrados en todo aquello que tiene que ver con las empresas más pequeñas, esperando que pueda ser un referente para todas aquellas pymes y microempresas que día a día luchan por seguir en pie, teniendo que adaptar las teorías y los recursos empresariales existentes en grandes empresas y multinacionales que, obviamente, no se corresponden con la realidad de las organizaciones con pocos trabajadores.

Absorbidos por un ataque de nostalgia, comenzamos planteando el eterno debate: ¿Herencia o ambiente? ¿Los emprendedores nacen o se hacen?

Esta cuestión cobra especial importancia en la situación actual en la que las elevadas tasas de desempleo han generado una doble tendencia para los emprendedores:

  • Por una parte, muchos trabajadores cualificados y de carácter emprendedor huyen de la posibilidad de crear un negocio, dada la inseguridad económica en la que nos encontramos actualmente, perdiendo de este modo la sociedad grandes empresarios e ideas innovadoras.
  • Sin embargo, y en el polo opuesto, nos hemos encontrado con la tendencia contraria; trabajadores cuya trayectoria se ha desarrollado siempre en el trabajo por cuenta ajena, se plantean aprovechar la experiencia acumulada y el conocimiento empresarial y poner en marcha un negocio propio en el que encontrar salida profesional y económica a esta situación.

Es lógico pensar que el trabajador con madera de empresario terminará por encontrar una salida a su idea de negocio, hecho que respaldaría la posición que aboga por una especie de gen que poseen determinadas personas que hace que sean emprendedores naturales en la empresa y en la vida.

Por el contrario, los grandes gurús nos dicen que en tiempos de crisis, se generan muchas y muy buenas ideas y son tiempos de oportunidades. De este modo, personas aparentemente con ese gen, pero con un carácter innovador y resolutivo, son capaces de ver más allá y plantear soluciones empresariales (muchas de las cuales se convierten en grandes ideas de negocio).

Me tomo la libertad de citar al gran Bere Casillas, sastre granadino creador del concepto “Elegancia 2.0”. Desde 2008 aproximadamente, ha dado un giro radical a su negocio, logrando esquivar la crisis y la falta de consumo con la rápida adaptación a las nuevas tecnologías.

Amalio Rey, en su post  “Perfil de Riesgo y Decisión de Emprender” plantea que ser emprendedor es una actitud mental, una postura ante la vida y no un estatus laboral o contractual. Podemos serlo trabajando por cuenta ajena e incluso dentro de la Administración, en la medida que nos dejen y/o nos empeñemos.

¿Podemos decir que Bere Casillas  (Elegancia 2.0) posee un carácter emprendedor que tarde o temprano iba a salir a relucir? ¿O se trata de una persona a la que las circunstancias han obligado a enfrentarse a su rutina empresarial y a innovar para salir adelante?

Seguiremos desarrollando esta idea; mientras tanto, os invitamos a echar un vistazo al ejemplo citado.

A %d blogueros les gusta esto: